web analytics

Remedios caseros para la Vaginosis bacteriana

Remedios caseros para la Vaginosis bacteriana
Puntua Este Articulo

La Vaginosis Bacteriana es una afección de la zona íntima femenina, se produce cuando hay un desequilibro entre las bacterias malas y las bacterias saludables que la protegen. Te quiero enseñar unos Remedios caseros para la Vaginosis bacteriana , asi que ponlos en marcha en tu problema.

Este desequilibrio de bacterias te puede causar una secreción vaginal excesiva de color gris o amarillento con un fuerte olor desagradable, que provocan ardor al orinar y picazón.

Puede ser ocasionada generalmente por una limpieza inadecuada de la zona genital, la utilización de antibióticos por tiempo prolongado, también por el uso abundante de duchas vaginales o el frecuente cambio de parejas sexuales.

Si estás teniendo estos síntomas, debes saber que existen tratamientos naturales que te ayudaran a recuperar el equilibrio apropiado de la flora bacteriana vaginal, reduciendo la inflamación, eliminando las infecciones que causan las mucosidades y el fuerte olor.

Remedios caseros para la Vaginosis bacteriana
Infecciones genitales como se producen

5 Remedios caseros para curar la Vaginosis Bacteriana

Algo que ha venido ganando popularidad y sobre todo mucha confianza entre las mujeres que sufren de Vaginosis Bacteriana es la utilización de remedios caseros, debido a que muchos tratamientos médicos suelen ser muy agresivos y empeoran su situación.

Si buscas un alivio más rápido, e incluso, la cura definitiva que tanto anhela te presentamos algunos remedios caseros que pueden ser tu solución

 1. Yogur Natural

El consumo de yogur sin pasteurizarse constituye en un remedio natural rico en probiótico que contribuyen con la restauración del equilibrio bacterial de tu zona íntima.

Muchos estudios han confirmado que el yogur es un eficaz remedio para tratar y prevenir las infecciones bacterianas y las infecciones vaginales.

Es importante corroborar que el yogur crudo posea cepas de lactobacilos para obtener mayores beneficios contra las levaduras y bacterias que están afectando esta zona de tu cuerpo.

Ingredientes:

  • Yogur crudo sin pasteurizar
  • Algodón o tampón

Preparación y aplicación:

Sumerge un algodón o un tampón en el yogur y aplícalo directamente en la zona afectada. Debes dejar actuar por 30 minutos y luego lavar con agua fresca. Se debe repetir esto tres veces al día hasta que sientas que desaparezcan los síntomas.

Recuerda utilizar normas de higiene para la utilización de este tratamiento, si prefieres y no te causa molestias podrías dejar el algodón en tu vagina por un poco más de tiempo para acelerar el proceso de sanación.

También puedes comer dos tazas de yogur natural al día, de esta manera, estarás reponiendo el equilibrio del pH normal de la vagina, minimizando así el desarrollo de bacterias malas.

2. Aceite del árbol de té

Para el tratamiento de las infecciones el aceite de árbol de té es un producto eficaz, este actúa como un antifúngico y antibacteriano que altera el medio que necesitan los microorganismos para proliferarse.

Además, también actúa como un neutralizador de los malos olores de la vagina, debido a que reduce el número de bacterias que se encuentran en las secreciones vaginales, eliminando así ese olor de pescado tan molesto.

Ingredientes:

  • Aceite de árbol de té
  • Agua tibia
  • tampón

Preparación y aplicación:

Una de las formas en que puedes utilizar el aceite de árbol de té es añadiendo unas gotas a un envase con agua tibia, mezclarlo bien y utilizar el líquido para enjuagar el área vaginal, este proceso lo puedes repetir 3 veces al día.

Otra opción puede ser llenar una bañera con agua tibia, agregarle varias gotas de aceite de árbol de té, mezclarlo y luego sumergirte hasta cubrir toda la zona genital, este proceso lo debes hacer durante 15 a 30 minutos, repitiéndolo 2 veces al día.

Una última opción sería utilizar un tampón, agregarle 5 gotas del aceite e introducirlo en la vagina, dejarlo actuar durante 10 minutos. Se debe repetir este proceso cuando hayan pasado varias horas.

3. Ajo

El ajo es un antibiótico por naturaleza, posee propiedades antifúngicas que ayudan a controlar las bacterias malas mantenerlas bajo control. Este contiene compuestos azufragados, los cuales son muy eficaz para el tratamiento de las infecciones vaginales.

Muchos médicos aseguran que consumir ajo es equivalente a tomar metronidazol, un medicamento que se utiliza para el tratamiento de las infecciones bacterianas.

Ingredientes:

  • Ajo
  • Agua tibia

Preparación y aplicación:

Antes de dormir tome un diente de ajo y quítele la cáscara y cose una cuerda a través de él, con un pañuelo limpia la vagina para eliminar el flujo, posteriormente proceda a introducir suavemente el diente de ajo en la vagina, al día siguiente en la mañana, retire la cuerda, repita este proceso al siguiente día si es necesario o hasta que la picazón se elimine.

Para incrementar su acción y si posee infecciones graves, corte el diente de ajo antes de introducirlo, de esta manera la potencia del ajo será mayor.

Otra opción es tomar 2 dientes de ajo, de 500 mg o su equivalente a este, 2 veces al día durante una semana

Una última opción con el ajo es triturar 4 o 5 dientes hasta hacer un puré, aplicar esta pasta en la zona afectada dejando actuar durante 15 o 20 minutos, luego enjuagar con agua tibia.

4. Vitamina C

Esta alternativa te puede resultar un poco mejor debido a que no debes aplicarlo a tu zona vaginal directamente, el consumo de vitamina C contribuye a combatir la vaginosis bacteriana, ella fortalece tu sistema inmunológico.

Si posees un sistema inmunológico débil, las bacterias malas tenderán a desarrollarse y multiplicarse más fácilmente.

Ingredientes:

  • Alimentos ricos en vitamina C.

Preparación y consumo:

Se recomienda tomar abundante agua con limón varias veces al día, además de consumir alimentos ricos en vitamina C enteros o en forma de jugo, esto pueden ser los frutos cítricos como las naranjas, el kiwi, las fresas, además de pimientos, tomates entre otros.

5. Aceite de Coco  

El aceite de coco es una grasa saludable que cuenta con propiedades de gran utilidad en la medicina natural, posee agentes antibacterianos y antifúngicos que pueden eliminar diferentes tipos de microorganismos y ha demostrado ser mejor que muchos medicamentos convencionales, en especial por no poseer efectos secundarios.

Entre sus utilidades se tiene su capacidad de eliminar el desarrollo de microbacterias, además de regular el pH de la flora vaginal y opacando así su nivel de infección.

Ingredientes:

  1. Aceite de coco
  2. Tampón

Preparación y aplicación:

Debes humedecer el tampón con una pequeña cantidad de aceite de coco, luego introducirlo en la vagina y dejarlo actuar media hora.

También puedes aplicar directamente este aceite utilizando tus dedos, es importante que el aceite de coco sea agregado a tu dieta diaria para así maximizar su efecto en tu organismo.

Esperamos poder haberte ayudado con la presentación de estos remedios caseros, recuerda tomar medidas de prevención para que tu situación no empeore, durante la infección usa preservativos en las relaciones sexuales, realiza los tratamientos completos y evita el uso excesivo de productos de higiene femenino, tu salud es importante.

Previous Post
Remedios Naturales para la Tiroides
Remedios Caseros

Remedios Naturales para la Tiroides

Next Post
remedios caseros para la urticaria nerviosa
Remedios Caseros

Remedios caseros para la Urticaria

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: