web analytics

Remedios Naturales para la Tiroides

Remedios Naturales para la Tiroides
Puntua Este Articulo

Si padeces de la tiroides has podido notar que ciertas cosas han cambiado en tu organismo, tal vez tu salud se ha debilitado, has empezado a perder el cabello, has aumentado de peso, has tenido problemas con tu estado de ánimo, inclusive has podido tener una crisis nerviosa. No sufras mas , te quiero enseñar unos Remedios Naturales para la Tiroides que dará la solución a tu enfermedad

Esta pequeña glándula en forma de mariposa se ubica en el cuello, produciendo hormonas destinadas a equilibrar el metabolismo como; la Diyodotironina o T2, la Triodontironina o T3 y la Tiroxina T4, regulando así muchas actividades del cuerpo.

Las enfermedades causadas por la glándula tiroidea pueden afectar a casi todos los órganos de tu cuerpo, siendo esto muy perjudicial para la salud, es más frecuente en las mujeres que en los hombres y en algunas ocasiones ocurre durante o después de un embarazo.

Si bien tu Tiroides está poco activa, haciendo disminuir tu pulso y la velocidad con que quemas calorías, te presentamos algunos remedios caseros para apaliar esta situación de salud que te aqueja. ¡Toma nota!

remedios caseros para desinflamar la glandula tiroides
Remedios caseros para la tiroides baja

Remedios Naturales para tratar la Tiroides

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es que los alimentos que consumes son también tu medicina, es por ellos que debes considerar regular toda comida en especial aquellas que aumentan los niveles hormonales. A continuación, te daremos una serie de tratamientos para curar los problemas en la tiroides naturalmente.

 1. Semillas de linaza

Las personas con problemas en la tiroides presentan mayor antojo de carbohidratos debido a  que suelen tener un déficit de serotonina, un neurotransmisor asociado con la sensación de calma y placer.

Al consumir excesivamente carbohidratos puedes traer consecuencias para tu salud, tales como enfermedades cardiovasculares, obesidad y hasta diabetes. Por lo tanto es necesario consumir alimentos que te aporten energías y que te permitan regular la glándula tiroides, como la semilla de linaza

Aunque son pequeñas, Las semillas de linaza, están cargadas de muchos nutrientes, constituyen una excelente fuente de ácidos grasos fundamentales, poseyendo un rico sabor tostado a nuez.

Ingredientes:

  • Semillas de linaza

Preparación y consumo:

Puedes consumir la semilla entera de linaza, estas son pequeña y fácil añadirlas a tus comidas.

Recuerda asegurarte de masticar bien las semillas para facilitar la digestión de tu organismo y disfrutar de los beneficios nutricionales que ofrecen. Estas semillas pueden mantenerse enteras alrededor de 6 meses a 1 año a temperatura ambiente y hasta un poco más de 1 año en tu refrigerador.

También puedes moler las semillas de linaza, utilizando un molino para café o especias, de esta manera logras asegurarte de aprovechar los beneficios nutritivos de la linaza. La semilla molida de linaza puedes ser almacenada durante una semana a temperatura ambiente o hasta un poco más de dos meses en un refrigerador.

 2. Semilla de Ajonjolí

Un aspecto entonces importante a considerar es que debemos moderar el consumo de carbohidratos, no se trata de eliminarlos por completo de la dieta, sino de limitarlos, debido a que estos constituyen una fuente importante de energía para nuestro organismo.

Otra semilla que tiene es una fuente importante de energías y ayuda a tratar el problema de tiroides es la semilla de ajonjolí, presentando múltiples beneficios a la hora de realizar un tratamiento, esto se debe a los principios activos que contiene.

Ingredientes:

  • Semillas de ajonjolí

Preparación y consumo:

La semilla de ajonjolí puede ser incorporada fácilmente a cualquier comida, debes tener presente de no ingerirla en grandes cantidades debido a que estas aportan 598 calorías por cada 100 grs de semillas en crudo.

Con un puñado diario que incorpores a diferentes comidas como, yogures descremados, sopas, purés, entre otros, pueden ayudar con el problema de la tiroides.

3. Aceite de Coco

La glándula tiroides se verá muy beneficiada si introducimos a la dieta el aceite de coco. Este además de regular la glándula, te va a permitir fortalecer el sistema inmunitario y así enfrentar el síntoma que más cuesta enfrentar, el aumento de peso.

Por otra parte, el aceite de coco fortalece tu respuesta inmunológica ayudándote a combatir enfermedades autoinmunes.

Ingredientes:

  • Aceite de coco

Preparación y consumo:

Consumir una cucharada de aceite de coco al día te permitirá potenciar tus defensas, mejorando tu digestión, promoviendo la absorción de alimentos, equilibrando el colesterol, combatiendo el estrés oxidativo del déficit hormonal y aportando mejorar a la textura de tu piel y fortalecimiento de las uñas.

4. Dieta Alcalina

Una buena opción para recuperarte de los problemas tiroideos es el consumo de una dieta alcalina. Esta te permitirá desintoxicar tu organismo, contribuyendo con tu salud aplacando el estrés y la ansiedad, recibiendo a su vez una gran carga de nutrientes que fortalecerán tu cuerpo.

A través de esta dieta el funcionamiento de muchos de tus órganos se regulará, contribuyendo positivamente con el pH de tu cuerpo y la glándula tiroidea.

Te recomendamos una serie de alimentos alcalinos para tu consumo.

Ingredientes:

  • Pepino
  • Perejil
  • Remolacha
  • Apio
  • Ajo
  • Jengibre
  • Lechuga
  • Cebolla
  • Tomate
  • Naranja
  • Limón
  • Aceite de oliva

Preparación y consumo:

Estos alimentos pueden ser preparados en forma de ensaladas, acompañando otras comidas, ser consumidos a través de jugos o simplemente ser consumidos directamente, siempre y cuando se tenga presente las normas de higiene adecuadas.

5. Té de Cúrcuma

La cúrcuma es una aliada contra el problema de la tiroides. Esta especia sirve para la desinflamación de la tiroides y además ayuda a combatir y aliviar los dolores. La cúrcuma se puede consumir en las diversas comidas y también prepararse en forma de infusión, de esta manera puedes añadir otros antiinflamatorios naturales como el jengibre.

  Ingredientes:

  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 4 tazas de agua
  • 1 cucharadita de miel (para endulzar)
  • Limón o jengibre (al gusto)

Preparación y consumo:

Lo primero que debe hacer es verter las 4 tazas de agua en una olla, llevar a la cocina y ponerla al fuego, cuando empiece a hervir añade la cúrcuma y póngala a fuego lento, se debe mantener la cocción durante 15 minutos, al finalizar tendrás que colar el líquido, de esta manera le quita los restos de la especia y te quedas solo con el agua.

Luego añades la miel y le exprimes limón o si prefieres la acompañas con jugo de jengibre para aumentar su función desinflamatoria y ya podrás disfrutar de una deliciosa y saludable infusión.

El problema de la tiroides puede afectar seriamente tu organismo, tienes estos remedios caseros para tratarla de manera natural y darle un mejor funcionamiento a tu cuerpo, no esperes más tu salud es importante.

 

Mas remedios que te interesaran

Previous Post
Papiloma humano
Remedios Caseros

Remedios Naturales Para El Virus De Papiloma Humano

Next Post
Remedios caseros para la Vaginosis bacteriana
Remedios Caseros

Remedios caseros para la Vaginosis bacteriana

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: